Como baile de salón cada estilo debe seguir unos pasos estructurados y definidos. La postura del cuerpo es general para todos los bailes de salón latinos, se estila mantener el cuerpo firme y derecho, con la cabeza erguida y los brazos para tomar a su pareja a la altura de los hombros. Manteniendo esa posición podrán dar rienda suelta con un estilo muy elegante al baile de su preferencia. Cada ritmo posee su técnica, y a continuación se muestran algunas de ellas.

  • La rumba: uno de los pasos básicos de la rumba al inicio es una caminata conformada por cuatro pasos, dicha caminata debe hacerse con la espalda erguida y las piernas con soltura pero firmes, y al finalizar el cuarto paso debe quedar el pie izquierdo atrás de punta. El ritmo, el balance y el movimiento de las piernas son los básicos de la rumba.
  • El Cha-cha-cha: deriva de la rumba y por lo tanto conserva muchos elementos de ésta pero queThe Cha-cha-cha han sido adaptados a la propia esencia y peculiaridad de este baile. En el cha-cha-cha deben darse tres pasos intercalados en dos tiempos, esto es lo que le da origen a su particular nombre. Con una buena postura en este baile se demuestra habilidad y fuerza, y amerita complicados movimientos de cadera.
  • La Samba: originaria de Brasil, en donde sus carnavales se visten de fiesta con este alegre ritmo y hermosas mujeres moviéndose al compás de la música. Sin embargo la samba de salón es diferente a la original samba brasilera, bailándose mucho más lento que la original, permitiendo un mejor y mayor desplazamiento dando como resultado un sensual movimiento de caderas.
  • El pasodoble: deriva de los movimientos que realizan los toreros en las corridas, el hombre de la pareja interpreta el papel de matador, acaparando toda la atención, la mujer hace las veces de capa roja. Este baile precisa de una coreografía especialmente definida para la música que se bailará, en una estructura musical de 4×4 y de 60 a 62 compases por minuto.