La salsa y el tango son unos de los bailes latinoamericanos más populares en el mundo. Gracias a la globalización se pueden encontrar en cualquier ciudad del mundo grupos de baile de estos ritmos. Las letras de sus canciones se encuentran totalmente en español, pero no es impedimento ya que vencieron las barreras del Salsa or Tangoidioma hace ya bastante tiempo.

Bailar trae consigo una larga listade beneficios entre los que se pueden mencionar los emocionales, sociales y por supuesto los físicos. Cada uno de estos bailes latinos encaja mejor en un determinado tipo de personalidad y diferentes grupos sociales, por lo que a continuación se muestran algunos elementos que lo pueden ayudar a dilucidar cuál de ellos sería el ritmo ideal para usted.

  • Personalidad extrovertida o introvertida: en la salsa hay momentos en donde el bailarín se destaca en solitario, por lo que se amerita ser extrovertido, disfrutar de actividades ruidosas y emocionantes, por su parte el tango se aferra a la internalización de la experiencia con la música con movimientos más sutiles, por lo que se ajusta a una personalidad más introvertida.
  • Definición de diversión: si usted es una persona a la que la gusta reír y bromear en un ambiente festivo con mucha gente la salsa es para usted, si por el contrario prefiere a conexión más allá de lo físico y llegar a una conexión emocional debe elegir al tango.
  • Tiempo y dinero: la salsa puede aprenderse rápidamente, por lo menos en los aspectos básicos y con ello experimentar bailar al poco tiempo de las lecciones, más sin embargo en el tango no es así. Se requiere de meses y hasta años antes de disfrutar una velada en una milonga.

Con lo antes dicho puede tomar una decisión inicial, luego experimentar y disfrutar del baile. Lo importante en todo caso es que la experiencia sea gratificante, le ayude a liberar estrés y lo motive cada día a ser mejor bailarín.