El tango, una danza surgida en los barrios bajos de la ciudad de Buenos Aires a comienzos del siglo XX, es uno de los patrimonios culturales de la Argentina que logra cautivar a miles de personas alrededor del mundo año tras año. Este baile, caracterizado por la sensualidad y la intimidad que se desarrolla entre los bailarines, requiere del aprendizaje de una técnica bastante compleja, en la que el hombre lleva la responsabilidad de liderar a la mujer durante todo el proceso. Cada vez son más las personas que se vuelcan a conocer este arte alrededor del mundo, principalmente en los Estados Unidos, diversos países de Europa Occidental, y recientemente en Asia, por el surgimiento de un gran interés en Japón y China.

Buenos Aires tangoBuenos Aires, como el centro mundial de la práctica, es considerada la Meca del tango para sus aficionados, que buscan recorrer sus barrios al menos una vez en la vida para contagiarse de la historia que dio origen a su pasión. El gobierno de la capital argentina organiza todos los años diferentes festivales y el Mundial de Tango, para difundir la danza entre el público local y los turistas, además de convocar a las mejores parejas de baile tanto argentinas como internacionales.

El evento se realiza todos los años durante el mes de agosto (del 10 al 23 de dicho mes en el año 2017) y comprende dos categorías diferentes. Por una parte el Tango de Pista, que representa el baile tal como se lo practica en las principales milongas de la ciudad, en su forma tradicional, la que más apasiona a los tangueros. Además, se incluye la categoría de Tango Escenario, que se caracteriza por un despliegue artístico y técnico espectacular, con el uso de figuras y movimientos que no son los habituales pero que llaman la atención tanto de los curiosos como de los entendidos en la materia.