Como toda actividad social el hecho de estar en una pista de baile amerita el cumplimiento de una serie de códigos de conducta que hacen más placentera la experiencia de bailar.

El hecho de considerar principalmente que la pista de baile no es de uso exclusivo para pocos sino para todo aquel que desee ya implica un comportamiento amable y de sociabilidad para con el resto de los bailarines, demostrando con ello respeto e inclusión.

Así como lo antes dicho hay más premisas a la hora de entrar en la pista de baile y mientras se permanece en ella, en especial bailando salsa que hará que la experiencia dancística sea mucho más agradable, algunos de ellos son:

  • Tanto mujeres como hombres tienen la libertad de sacar a bailar a una potencial pareja, no hay motivos para cohibirse.
  • Evite las correcciones en la pista a su pareja, de igual forma las lecciones de baile a otros en plena pista.
  • Evite rechazar cuando lo inviten a bailar a la pista, en todo caso hacerlo de forma educada y esperar un tiempo prudente para bailar con otra persona.
  • Acrobatics salsaAcrobacias o pasos muy extravagantes deberían evitarse a toda costa, no son elegantes y son peligrosos, además poco tienen que ver con el verdadero estilo de la salsa.
  • Vigile la distancia que existe entre usted y el resto de los bailarines para evitar colisiones y molestias.
  • Si no desea bailar, abandone el espacio en la pista y permita el mismo a quien sí lo desea.
  • Cuando baile con una nueva pareja se deben hacer movimientos básicos para comprobar que puede seguirlos, y así poco a poco ir acoplándose a su estilo y nivel.
  • Evite utilizar un espacio demasiado amplio, limite su área de acción para que otras parejas lo respeten, haga lo propio con los demás.
  • Respete la pista, es un lugar social, de encuentro y diversión.