Los bailes de salón son llevados a cabo por una pareja que sigue el ritmo de la música de forma coordinada. Cuando se originaron tenían un objetivo únicamente recreativo, pero su popularidad promovió la creación de espacios exclusivos para su práctica, incluso en la actualidad son populares las competiciones reglamentadas de estos bailes gracias a la conformación de federaciones nacionales e internacionales.

Existe un gran repertorio de bailes latinos de salón, y cada uno de ellos posee sus propios movimientos y estilos, a continuación se hace referencia a dos de los más importantes y famosos:

  • El Bolero: originario de Santiago de Cuba a finales del siglo XIX, cuando el cubano Pepe Sánchez compone “Tristezas”, considerado el primer bolero de la historia. Con influencia de la contradanza algunos pueden confundir sus orígenes y estilos con el bolero español, sin embargo expertos opinan que lo único común entre ellos es el nombre.

El bolero tuvo muy buena recepción en países como Puerto Rico y México en la década de los años treinta y cuarenta, dando al mundo compositores grandiosos como Agustín Lara y Rafael Hernández. Gracias al bolero se inicia la aceptación de que una pareja baile en una posición íntima y cercana, con pasos sencillos a un ritmo 2/4 se convierte en el baile de la cultura hispana más romántico.

  • La Rumba: con raíces afrocubanas tiene varias modalidades, entre ellas el Yambú y el Guaguancó. Al son de las dos primeras tumbadoras o congas se marca el ritmo básico, y Rumbaen una tercera denominada “quinto” afinada más alto se dan golpes improvisados. Su baile varía dependiendo del estilo, el guaguancó por ejemplo se baila con la espalda gacha y rodillas semi flexionadas alternando brazos y piernas, moviendo la pelvis en el hombre y las caderas en la mujer, mientras que el Yambú amerita mucho menos movimiento.

La lista de bailes de salón latinoamericanos es larga: la samba, el chachachá, la salsa, el tango y hasta el vals, todos con estructuras muy bien definidas y seguidores empedernidos en todo el mundo.