Bailar es una excelente opción para aquellas personas que buscan perder peso. Es un ejercicio cardiovascular de bajo impacto por lo que las articulaciones no sufrirán, además que resulta ser muy divertido y relajante. Con una buena sesión de baile de por lo menos 40 minutos 5 días a la semana se obtendrán excelentes resultados, además que de seguro se extenderá porque se disfruta muchísimo, ya que es menos tedioso que asistir a un gimnasio a realizar secuencias repetitivas y sobre todo es mucho más económico porque se puede hacer en el hogar.

Dependiendo del baile que se elija se pueden quemar más o menos calorías, pero en todos los casos se logra bajar de peso. A continuación se presenta una lista con diferentes tipos de baile y su influencia para perder peso y quemar grasa:

  • El ballet: mejora la flexibilidad y la condición física aumentando la resistencia, fortalecen las piernas y mejora la postura. En una hora se pueden quemar hasta 450 calorías, y otras adicionales en el calentamiento y enfriamiento.
  • El flamenco: se queman entre 300 y 400 calorías en una hora de flamenco. Este baile exige una postura erguida, lo que ayuda a fortalecerla, además que tonifica los tendones de la corva, los muslos y las pantorrillas, su braceo contribuye a la ejercitación de los brazos.
  • La salsa: debido a que requiere muchos movimientos, es uno de los ritmos preferidos para quemar calorías. Se puede hacer en casa en un espacio reducido, resulta muy divertido y en sólo una hora de baile se pueden perder hasta 600 calorías. Sus continuos movimientos de cadera y cintura ayudan a quemar grasa en esas zonas de forma gradual y consistente.
  • El meMerenguerengue: bailando merengue por una hora se queman entre 300 y 500 calorías. Su acelerado ritmo lo hace otro de los preferidos a la hora de eliminar la grasa.

Diviértase, relájese y al mismo tiempo queme esa grasa que tanto le estorba, además de mejorar su humor y condición física. ¡Bailar, lo tiene todo!