El tango argentino es uno de los bailes de parejas y género musical más famoso de América Latina. Se caracteriza por ser intensamente apasionado y nostálgico; tuvo sus orígenes en el siglo XIX en las barriadas pobres de Montevideo, Uruguay y Buenos Aires, Argentina.

La fama internacional la alcanzó en el siglo XX, ganando los corazones de un sinfín de bailarines en todo el mundo que hasta el día de hoy lo bailan con entrega y pasión. Este género musical y la manera en que se baila se han convertido en el símbolo cultural de la República Argentina, que ha sobrepasado las fronteras y murallas entre los continentes gracias a las competencias de tango que se hacen alrededor del mundo.

Como todo tipo de baile, el tango tiene sus movimientos característicos que lo convierten en una representación cultural apasionada, entre ellos tenemos el abrazo entre la pareja que baila, quizás es uno de los símbolos del tango más representativo. La pareja que baila tango unen sus pechos pero dejando una pequeña distantangocia entre ellos, y usando todos sus brazos se abrazan sin arquear la espalda.

En el tango los bailarines caminan abrazados por un espacio en sentido contrario a las agujas de reloj, y la improvisación en los pasos hace lo suyo para desembocar en un espectáculo sin igual. Cuando se ve una pareja bailando tango extraordinariamente se pudiera pensar que son pasos estudiados milimétricamente, sin embargo el tango argentino en buena medida se rige por la improvisación.

Más que pasos, la pareja debe aprender ciertos movimientos, figuras y expresiones que transmiten la pasión, el amor, el romance y el drama del baile, esos movimientos son los siguientes:

  • Figuras en forma de ocho
  • Contragiros
  • Cruces
  • Sacadas
  • Ganchos (entrelazar las piernas)
  • Llevadas de pie
  • Boleos
  • Quebradas

Luego de manejarlos la pareja debe sentir la música, abrazarse, mantener la espalda erguida, y poco a poco con la práctica añadirle brillo a los movimientos e inyectarle la pasión que amerita el tango argentino.